Masakï Matsushïma

La moda esta a menudo unida al arte y mi idea de la moda esta muy cerca del arte conceptual.
Masakï tiene fragancias para la introspección típicas en la perfumería japonesa y, a la vez, fragancias para la comunicación. La filosofía única del diseñador es plasmada por Didier en cada fragancia: o se aman o se odian. Masakï representa hoy en día la vanguardia del perfume.

Interpretar y traducir el arte de Masakï es la base de inspiración de Jean Jacques Didier a la hora de crear las diferentes fragancias. Tras haber ganado el Premio Joven Perfumista Creador de la SFP, este joven perfumista no cesa de cultivar éxitos en el arte de la creación de perfumes para el diseñador Masakï Matsushïma.

Su profunda sensibilidad hace de esta nariz un catalizador de lujo que se atreve a jugar de forma osada con la estructura de las esencias creando contrastes vibrantes y cautivadores. Su originalidad se percibe en los perfumes Masakï donde intenta rescatar y potenciar el espíritu oriental y transparente mediante notas florales, afrutadas y amaderadas (cedro y almizcle).

Un denominador común en los perfumes de Matsushïma y que les diferencia del resto. Tienen transparencia y ligereza, son velos sutiles, que nos dan un aire de limpieza y frescor.