Les parfums de Rosine

Marie-Hélène Rogeon nació en una familia de perfumistas y su bisabuelo, Luis Panafieu, creó colonias para el emperador Napoleón III y el famoso Ungüento de los Mosqueteros, un bálsamo para fijar bigotes pintados.


Al principio, ella se siente fascinada por este mundo de aromas exquisitos, frascos delicados, etiquetas y los adornos florales de seda.


En las grandes casas de perfumes donde ella sigue su carrera, se dio cuenta del lugar que ocupaba el perfume en su vida. Esta experiencia la llevó a crear su propia marca, Les Parfums de Rosine, en un período en que las mujeres parecen cansadas de la perfumería comercial y en busca de la verdadera innovación, y perfumes que cuenten historias verdaderas.